El networking es inevitable. Guí­a de optimización para el empleo y los emprendedores

Hoy en firmas invitadas, Alfonso Alcántara. Consultor de empleo en internet y psicólogo orientador en el Servicio Andaluz de Empleo.

Foto de Alfonso AlcántaraAlfonso es autor de Yoriento, blog especializado en la búsqueda de trabajo, networking y productividad que encabeza el ranking de blogs de recursos humanos. Colabora con entidades públicas, consultoras y organizaciones no lucrativas y mantiene una intensa actividad profesional y personal en la blogosfera y en redes sociales como Twitter y Facebook.

El post es una guí­a muy completa sobre cómo mejorar tu networking repasando los aspectos positivos que conllevan…

-¿Tú qué prefieres, masturbarte o hacer el amor?
– Mejor hacer el amor, así­ conoces gente.
(En una presentación de Angel Marí­a)

El ya conocido networking es un concepto que incluye cualquier práctica, aplicación o evento que pretendan facilitar el establecimiento de relaciones, contactos y colaboraciones entre personas con diferentes objetivos, desde los más profesionales de búsqueda de empleo o emprendimiento, hasta los más personales relacionados con el ocio, la amistad y las relaciones de pareja.

Definimos un sitio de red social como un servicio basado en Internet que permite a los individuos:

  • construir un perfil público o semi-público dentro de un sistema delimitado,
  • articular una lista de otros usuarios con los que comparten una conexión, y
  • ver y recorrer su lista de las conexiones y de las hechas por otros dentro del sistema.
  • La naturaleza y la nomenclatura de estas conexiones pueden variar de un sitio a otro

Por supuesto este nuevo modelo de relaciones se ha extendido al mundo de los blogs representado especialmente por el EBE, y a la Web social en general en la que Twitter, YouAre, Facebook, Tuenti, Plaxo, Wasabi, LinkedIn y Xing aparecen como las herramientas de networking por definición, las primeras con más matices sociales y personales, y las dos últimas con vocación profesional y de negocios, aunque en la práctica estos aspectos tienden a combinarse cada dí­a más. Este “mercado relacional” está facilitando el desarrollo de negocios e ideas empresariales como muestran, por ejemplo, la consultora Networking Activo, promovida por Emilio Márquez, o la multiplicación de los eventos Iniciador relacionados con el ámbito de los emprendedores.

“El networking es inevitable”

El networking es inevitable, lo practicas aunque no seas consciente, cometiendo errores en ocasiones, e incluso aunque te chirrí­e el concepto. La cuestión no es networking sí­ o no sino decidir para qué, con quién y cómo quieres relacionarte. De cualquier forma parece una buena idea tener siempre una actitud relacional permanente independientemente de tus objetivos personales y profesionales, como muestra la historia de la limpiadora:

Durante mi segundo semestre en la escuela de enfermerí­a, nuestro profesor nos dio un examen sorpresa. Yo era un estudiante consciente y leí­ rápidamente todas las preguntas, hasta que leí­ la última: “¿Cuál es el nombre de la mujer que limpia la escuela?” Seguramente esto era algún tipo de broma. Yo habí­a visto muchas veces a la mujer que limpiaba la escuela. Ella era alta, cabello oscuro, como de cincuenta años, pero, ¿cómo iba yo a saber su nombre? Entregué mi examen, dejando la última pregunta en blanco. Antes de que terminara la clase, alguien le preguntó al profesor si la última pregunta contarí­a para la nota del examen. “Absolutamente”, dijo el profesor. “En sus carreras ustedes conocerán muchas personas. Todas son importantes”.

El networking es sin duda la mejor técnica de búsqueda de empleo y una herramienta que deben aplicar de forma continua los emprendedores y aquellas personas que quieren ser y estar en el mundo de los negocios y de la consultorí­a.

Si pretendes ser más efectivo gestionando tus redes de contactos, también en ámbito de la blogosfera y de la Web 2.0, tal vez debas autoadministrarse estos 5 pildorazos de networking. 🙂

Pildorazo 1: El networking desarrolla la vida profesional

¿Cómo has encontrado la mayorí­a de los trabajos que has tenido? ¿Y tus amigos? ¿Cuál es la influencia de las relaciones personales y profesionales a la hora de crear y desarrollar una iniciativa empresarial? Si haces una pequeña encuesta a tu alrededor comprobarás que la mayor parte de la gente que conoces está trabajando gracias a esos contactos personales que ofrecieron información o mostraron su apoyo de alguna forma.
Gran parte de este networking que hasta ahora se hací­a por cauces presenciales y clásicos se está desplazando a la Web social, y por ejemplo en Twitter ya es frecuente encontrar mensajes que solicitan candidatos para puestos de trabajo. La respuesta a la pregunta ¿cómo encontrarás tus próximos empleos? tiene ya mucho que ver con el e-networking.

Pildorazo 2: El networking está infrautilizado

¿Por qué gestionamos tan poco y tan mal nuestras redes de contactos? La mejor forma de buscar empleo no es sembrar de currí­culos los portales de ofertas en internet (aunque también sea una técnica a aplicar), sino contar con la influencia o la información de las personas que conoces. ¿Por qué nos quejamos tanto (salvo cuando nos toca a nosotros) de que otras personas encuentren empleo, gracias en parte a relaciones sociales, y hacemos tan poco por fomentar las nuestras? ¿Dónde está el problema?

No basta con “estar” en las redes sociales, con abrir una cuenta en Facebook o crear tu perfil en Xing. También es importante “ser”, hacerte visible mediante tu propio blog, participar de forma activa, crear conexiones y aportar valor en tus artí­culos, tuiteos y comentarios. El mejor networking siempre implica mucho más working que net. 🙂

Pildorazo 3: El networking depende de ti

¿Cómo puedes relacionarte mejor para encontrar empleo, tener más posibilidades como emprendedor y mejorar tu vida personal y profesional en general? Veamos cuatro factores que tienen que ver con el desarrollo de tu networking: “caer bien”, gestionar adecuadamente la información sobre tus contactos, “estar en el mundo”, y conocer gente.

  1. ¿Cuál es tu “estilo social”?

    Es muy importante elegir una buena foto personal y tener claro qué quieres comunicar con ella, ya que es el primer impacto visual que la gente tendrá de tu identidad digital en los diferentes servicios. Si la mayorí­a de los empleos se encuentran por contactos, “caer bien” puede ser una ventaja importante. ¿Sueles comportarte como lo hacen las personas que “parecen” más agradables y profesionales? Comprueba si te acercas a las 9 caracterí­sticas de la gente que cae bien, que tienen que ver, por ejemplo, con estas competencias sociales:

    • sonreí­r y ser agradables, siempre que sea posible;
    • valorar siempre las opiniones y el trabajo de los demás;
    • aceptar las crí­ticas, reconocer nuestros errores y dar las gracias por los consejos ofrecidos;
    • no quejarnos ni criticar directamente;
    • reconocer y elogiar los aspectos positivos de nuestros interlocutor;
    • defender nuestros derechos de una forma habilidosa, sin mostrarnos maleducados o agresivos;
    • ser generosos e interesarnos sinceramente por los demás.

    Por supuesto, la mayorí­a de estas “reglas” también son aplicables y adaptables en el contexto de la Web social. En Twitter, por ejemplo, con los RT (retuiteos) reconocemos el valor de las opiniones de las personas mencionadas, y en nuestro blog es motivador para las personas que hacen comentarios que dediquemos tiempo y esfuerzo a responderlos.

  2. Gestiona la información.

    Hazte consciente sobre el número de personas que conoces en los diferentes contextos y aplicaciones en los que interactúas con ellas. Organiza la información sobre esos contactos para poder diferenciar la atención y relación que mantienes con éstos.

    Puedes clasificar tus amigos de Facebook en diferentes listas en función de los criterios que decidas, y en Twitter aplicaciones como TweetDeck te permiten asignar grupos de followers por columnas para facilitar su seguimiento. Y podrí­a ser muy práctico agrupar toda la información de tus contactos en tu agenda de Gmail, por ejemplo.

  3. “Estar en el mundo”.

    Muéstrate disponible y localizable para que los demás “te tengan en mente.” El aumento de tu “visibilidad” depende drásticamente de tu participación 2.0. Los recursos de la Web social te permiten mostrar tu perfil profesional permanentemente e interactuar de una forma más o menos continua con las personas y profesionales que tienen una relación directa o indirecta con tus objetivos de desarrollo laboral o empresarial. Por supuesto, el uso del correo electrónico, del teléfono móvil, de los servicios SMS, de las aplicaciones chat y la participación en eventos presenciales, también son herramientas que te facilitan “estar en el mundo”.

  4. Amplí­a tu red.

    Conoce más gente de forma continua, no te restrinjas a tu cí­rculo habitual. Hazte follower de nuevas personas en Twitter, siempre habrá tiempo para dejar de seguirlas si no te interesa su conversación; invita a tus amigos actuales que te presenten a otras personas que crean relacionadas con tus intereses, bien ví­a Facebook o bien a través de Xing o Linkedin; déjate caer por eventos diversos incluso aunque no tengan relación con tu mundo habitual, etc.

  5. Pildorazo 4: Practica networking para mejorar profesionalmente

    Todas las técnicas de networking tienen que ver con la solicitud de información y apoyo de carácter profesional de forma directa o indirecta, si bien sus objetivos pueden estar relacionados con la búsqueda de empleo por cuenta ajena, por un lado, o con el desarrollo de proyectos emprendedores por el otro. En el caso de la búsqueda de trabajo, podemos diferenciar entre técnicas clásicas de networking y técnicas de e-networking.

    Las situaciones clásicas de networking se producen en contextos presenciales o no virtuales y tienen que ver con la interacción en contextos familiares y de amistad, y con contextos laborales convencionales, como las propias empresas o las oficinas de empleo. Una práctica especial de relacionarse es la que se produce en eventos especí­ficos de networking que están proliferando en los últimos tiempos y en los que las técnicas y formas clásicas de relación del mundo presencial se integran con los hábitos y aplicaciones propios de la Web 2.0.

    El quinto y último pildorazo de este artí­culo está dedicado a analizar el networking en este tipo de eventos.

    Veamos ahora 16 recomendaciones de e-networking mediante aplicaciones y en entornos doscero que complementan y, en algunos casos, van sustituyendo a las formas clásicas presenciales de encontrar trabajo mediante la red de contactos personales. Estas técnicas de e-networking están especialmente dirigidas a la búsqueda de empleo, pero pueden adaptarse fácilmente y aplicarse al mundo de los emprendedores.

    1. Tu blog es tu curriculum. Necesitas uno y tiene que tener 100 artí­culos sobre lo que quieras que se te conozca.
    2. Selecciona a tus “amigos”. Quita todos los amigos de tus cuentas de Facebook y Twitter que te puedan avergonzar. Si tienes fotos de gente emborrachándose contigo puede ser mala señal y en todo caso no te ayudarán a encontrar empleo.
    3. Muestra que estás asesorado. Elimina, por ejemplo, todo lo que diga que eres “experto en social media” en tu cuenta Twitter. No existe tal cosa y en caso de que existiese no hay un empleo para ti en eso.
    4. Muéstrate profesional. Tus aficiones o tu vida familiar y personal deberí­an ser el 1% de tu identidad pública, no el 99%. Revisar tus anotaciones en Twitter y comprueba qué proporción hablan de tus motivaciones y cualificación profesionales respecto a otros temas personales o no laborales.
    5. Posiciónate. Pon en la cabecera de tu blog el empleo que quieres. Es un indicio para un seleccionador de personal o para un contacto que puede recomendarte que tu bitácora o una de ellas esté totalmente relacionada con el tipo de trabajo que quieres conseguir. Si quieres ser un chef, mejor que tengas un blog que muestre que te gusta cocinar.
    6. Escribe sobre tu especialidad. Publica algo que me muestre algo sobre lo que quieres hacer cada dí­a. Si quieres conducir un taxi, mejor sal a hacer fotos de taxis. Piensa en los taxis. Pon sugerencias para taxistas. Haz entrevistas a taxistas. Mejor que tengas un blog que no sea otra cosa que taxis todo el tiempo.
    7. No mendigues enlaces. Simplemente relaciónate, invita a otros usuarios Twitter a leer artí­culos de tu blog, retuitea y enlaza las anotaciones de otros blogs relacionadas con tus intereses profesionales y en general aumenta tu visibilidad dando visibilidad a contenidos de potenciales contactos.
    8. Focalí­zate. Si quieres ser fontanero, busca otros fontaneros que añadir a Twitter, Friendfeed, Facebook, LinkedIn y Xing. Borra a todos los demás. Céntrate al 100% en lo que quieres hacer.
    9. Aporta valor. En Twitter puede decir qué has desayunado pero sólo tras haber publicado 20 magní­ficos artí­culos sobre lo que quieres hacer.
    10. Prioriza los buenos contactos. Invita a personas influyentes para almorzar o tomar un café. Tu profesión ahora es encontrar empleo. Si fueses un vendedor, ¿cómo conseguirí­as ventas? Te llevarí­as a almorzar a las personas que puedan comprar lo que estás vendiendo o bien que tengan influencia sobre otros que pueden comprar. Esto implica acompañar a almorzar a muchí­simos ejecutivos de la industria o sector.
    11. Enví­a curriculum. Asegúrate de que el tuyo está actualizado y disponible en LinkedIn, Xing y otras webs en que los empleadores buscan empleados.
    12. Haz networking en los eventos del sector. Si quieres convertirte en emprendedor acude a las reuniones de Iniciador. Si te interesa desarrollar tu negocio o tu ámbito profesional en el mundo de los blogs y la Web social en general debes acudir al EventoBlog, a los Cava&Twitts, a los Blogs&Beers, etc.
    13. Sigue a los que te interesan. Sigue a tus potenciales contratadotes, a profesionales y emprendedores de referencia en tu sector, a tus competidores y a personas con amplias influencias y relaciones. Sí­guelos en Twitter, Facebook, Xing, en su sus blogs… Aprende de ellos y relaciónate todo lo que puedas.
    14. Sé un facilitador. Cuéntales a los demás dónde están los empleos. Ayudando a los demás a encontrar empleo o a ser mejores profesionales te recordarán. Así­ que haz retuiteo de mensajes de empleo (si son interesantes para tus amigos profesionales o para ti), bloguea sobre ofertas de empleo, pon en contacto y facilita relaciones.
    15. Mantente activo. ¿Te vas a pasar el dí­a sin hacer nada en el sofá esperando que te llamen? No. Vas a hacer exactamente lo que quieres hacer. ¿Quieres ser ingeniero en una startup? Hazte voluntario y trabaja gratis. Asegúrate de escribir un artí­culo en el blog cada dí­a sobre lo que estás haciendo gratis. Di, “podrí­a hacer esto para ti, llámame…”
    16. Haz algo de SEO. Permite que la gente pueda encontrarte. Piensa sobre cómo la gente buscarí­a a alguien con tu experiencia y tus habilidades. Visita la Herramienta Keyword de Google AdWords. Haz una búsqueda con una palabra que pienses que representa mejor lo que quieres hacer. Acabo de hacer una para “Ingenierí­a Eléctrica” y me ha devuelto un montón de información sobre lo que la gente busca. Incluye esas palabras en tu blog. Y, aún mejor, ¡bloguea sobre esas cosas!

    Pildorazo 5: Haz networking en eventos presenciales

    Los eventos de networking presencial relacionados con el mundo del blogging, del microbloging y de la web social están proliferando y algunos de ellos ya son una referencia permanente. Este tipo de encuentros pueden tener un carácter transversal como el Evento Blog, los Beers&Blogs y los Cava&Twitts, y otros están especializados alrededor de temáticas especí­ficas: emprendedores y negocios, tales como Iniciador o Café&Finanzas (va por su quinta edición), etc.; educación y empleo, etc.

    La forma de relacionarte y hacer contactos en estos contextos dependerá, obviamente, del carácter y objetivo del evento de que se trata y de tus propios intereses personales y profesionales. Los estilos de networking serán diferentes en el caso de un vendedor que quiere acceder a potenciales clientes, un emprendedor que pretende relacionarse con posibles socios financieros o una persona que no busca trabajo pero quiere ir generando una red de contactos profesionales.

    Veamos 20 técnicas generales de networking en eventos, que deberán adaptarse, como se ha mencionado, en función de tus tipos de intereses y del perfil de los participantes y de la actividad.

  1. Sé divertido e interesante. Sí­, lo sabemos, no es fácil pero como en cualquier situación social las personas prefieren relacionarse con aquellos que les hacen reí­r o que saben conversar. Independientemente de tus objetivos, relájate y disfruta de la compañí­a.
  2. Los negocios se confirman después. No tengas prisa en intentar cerrar acuerdos o en demostrar en dos frases fuera de contexto el gran profesional que eres
  3. Infórmate. Obtén previamente datos profesionales de los participantes que más pueden interesarte que serán más conocidos en la medida en que el evento sea más especializado.
  4. Interésate de forma auténtica. No se trata de un festival de recopilación de tarjetas de visita. Deja de buscar a otra gente mientras estás conversando con alguien y escucha lo que tiene que decirte.
  5. Utiliza tarjetas de visita. Tú tarjeta deberí­a decir lo que te encanta hacer y mostrar tus datos de contacto y tu propio dominio. Incluso aunque no te gusten es la forma más práctica y ágil, siempre que las tengas a mano, de que los demás conserven tus datos. Si ofreces tu tarjeta al final de la conversación podrás darla de una forma más natural y contextualizada. En todo caso en muchos eventos el intercambio de tarjetas es un acto frecuente y natural en cualquier momento. Pide la suya a tu interlocutor y cuando te la entregue relaciona su contenido con la conversación y toma notas si lo consideras relevante. Todas las personas se sienten halagadas si se interesan genuí­namente por ellas.
  6. Presentación coherente y breve. Como si de una entrevista de trabajo se tratara, es importante la forma en que te presentas profesional y personalmente, depende de los motivos por los que asistes al evento. No es fácil describirse en pocas palabras así­ que es práctico que lo hayas reflexionado previamente. ¿Es coherente esa presentación con lo que escribes en tu blog y lo que especifica en tu tarjeta?
  7. Adapta tu conversación. Con algunas personas podrás profundizar en temas profesionales mientras que con otras la charla será meramente amistosa y convencional. Debes distinguir además quién está interesado en seguir charlando de aquellos que sólo están siendo educados.
  8. Indaga sobre otros contactos. No intentes conocer a todo el mundo y no te centres sólo en los asistentes vips. En cada charla pregunta a tu interlocutor a quién conoce para ir descubriendo las redes de relaciones existentes en el sector que te interesa. Solicita si lo consideras adecuado información sobre otras personas e incluso la posibilidad de que te las presenten.
  9. No seas pesado. No te obsesiones con hacerte fotos con la peña, no intentes ser el alma de la fiesta ni demostrar tu valí­a en cada frase o en cada conversación. Escucha, observa, sonrí­e, come y bebe un poco (si es posible) y déjate fluir. Recuerda que habrá más eventos y que las relaciones continuarán en la Web social. No querrás causar presencialmente una mala impresión duradera, ¿no?
  10. Mantén relaciones post-evento. Tras el acto, si puede ser en el mismo dí­a, organiza la información obtenida y planifica los contactos posteriores que vas hacer. Si enví­as un correo a algunos de ellos facilita la lectura de algún artí­culo de tu blog o algún contenido que te represente profesionalmente y que le muestre al destinatario “lo bueno que serí­a contar contigo”.
  11. Utiliza Twitter. Además del resto de redes sociales y profesionales, el uso habitual del microblogging es la forma más fácil, natural y efectiva de mantenerse en contacto, y el medio más directo para que los demás te conozcan de forma cotidiana. En Twitter serás lo que tuitees y el estilo con que lo hagas, para bien y para mal.
  12. No mendigues relaciones. Trata de profesional a profesional, no agradezcas “el tiempo que te dedicaron” ni seas excesivamente halagador. Se trata de resaltar las ventajas que para ambos, tu interlocutor y tú, puede tener una posible colaboración. Parecer interesante y competitivo es difí­cil mientras haces reverencias. 😉
  13. Anota brevemente. En las tarjetas de conversación, en la PDA o en el bloc puedes hacer anotaciones de información relevante, por ejemplo, otros contactos que te han recomendado conocer o consultar. Esas notas también pueden ser necesarias para escribir algún artí­culo sobre el evento en tu blog. Anota siempre de forma discreta sin interrumpir la conversación, mejor hacerlo de hecho entre conversaciones. De cualquier forma no te obsesiones con anotarlo todo. Ya sabes, fluye y disfruta.
  14. Relaciónate bien sin mirar a quién. Nunca sabes quién conoce a quién ni qué personas finalmente pueden ser valiosas o realmente interesantes para tus intereses personales o profesionales. Habrá muchas más oportunidades de tener contacto con los supuestos VIPS así­ que relájate y deja de perseguir a los famosos 🙂
  15. Cualquier tema vale. Lo importante es no olvidar algunas recomendaciones anteriores: divertirse, mantener conversaciones interesantes, acrí­ticas, y agradables, fluir… Y eso incluye no hablar siempre de asuntos profesionales.
  16. Hazte visible. Preséntate cuando sea necesario, participa de forma activa en el evento, pregunta, aporta…
  17. Tuitea el evento. Amplia el efecto de networking y de la conversación integrando a otras personas que no asisten presencialmente a la actividad.
  18. Controla tus gadgets. Pon el móvil en silencio y no lo consultes más de lo necesario e intenta dedicar más tiempo a las conversaciones presenciales que al contacto con tus redes sociales ví­a internet 🙂 En lugar de teclear, intenta relacionarte con los participantes que tienes a tu derecha y a tu izquierda, y busca momentos de pausa para hacer tus labores tuiteras.
  19. Reseña tu participación. Escribe sobre el evento y sobre las personas que has conocido, que es la mejor forma de reiniciar posteriormente el contacto. Puedes publicar un artí­culo en tu blog, mencionarlo en Twitter o en Facebook, escribir para otros blogs…
  20. Estás en un contexto profesional. Algunas de las conversaciones que mantengas en los eventos presenciales pueden ser auténticas pruebas de “selección de personal”, una especie de entrevistas espontáneas de trabajo, aunque no seas consciente. Tal vez hables con potenciales empleadores o con personas que tienen información sobre el sector o sobre posibles socios financieros que te interesan para tu proyecto emprendedor.

Como última idea os dejo con esta anécdota sobre el general Lee. En cualquier actividad social siempre parece interesante mantener una actitud similar a la que mostró este histórico militar 🙂

Robert E.Lee, general confederado americano, estaba hablando bien de un oficial bajo su mando al presidente de la confederación Jefferson Davis, cuando otro oficial le advirtió:
-“¿No sabe usted que el hombre del que habla con tanta admiración es uno de sus peores enemigos y que no pierde ocasión de denigrarlo?”
-“Sí­, pero el presidente me pidió mi opinión de él, no la opinión que tiene él de mí­”, le respondió el general mientras se atusaba los gruesos bigotes.

Gracias por leer hasta aquí­.

Post escrito por Alfonso Alcántara, autor de Yoriento, blog sobre empleo, networking y psicologí­a laboral. En Twitter le puedes seguir en @yoriento.


Comments

  1. Alfonso, definitivamente has creado una detallada guía para hacer Networking, muy útil en la actualidad.

    Hay que seguir haciendo hincapie, en que la gestión de contactos, incluyendo la búsqueda de otros nuevos, es la base de las oportunidades, ya sea que hablemos de desarrollar una actividad por cuenta ajena o de emprendimeinto.
    Saludos
    SM

  2. Yoriento dice:

    Gracias, José Luis (Antúnez) por tu ayuda y colaboración. Lo dicho, te debo una caña 😉

    Pedro, ¿no estarás haciendo “networking halagador”, no? :-)) Gracias.

  3. @Yoriento ¿Halagador? Ni siquiera me gusta recibir halagos 🙂

  4. […] “5 pildorazos de networking…” pero José Luis me aconsejó transformarlo en “El networking es inevitable. Guía de optimización para el empleo y los emprendedores”. Mucho más profesional […]

  5. Francisco dice:

    ¡Enhorabuena por el post!

    Con tu permiso he hecho un “hiper-resumen” y lo he puesto en facebook con el enlace a éste artículo para que mis colegas (y yo mismo) lo tengamos presentes y nos ayude a mejorar, ¿te parece bien?

    También me ha alegrado mucho ver a otro andaluz como yo metido en redes sociales, aparte de JJMerelo y poco más, normalmente los 2.0 son de fuera de Andalucía, ¿será que el bar y la cervecita tira demasiado aún? 😉

    Saludos y estamos en contacto!
    Francisco

  6. Alfonso, me gusta el título respecto a que es “inevitable”. Cada vez que trabajo en un proceso de selección busco información del postulante. Ya me ha pasado de no encontrar casi nada y pensar “que persona tan antigua !” o “aislada”.
    En España está mucho más desarrollado el uso de herramientas informáticas y las redes de contacto pero te doy tema para un post: puedo uno no estar en ellas.
    “Es imposible no comunicarse”, dice el viejo y conocido axioma.

  7. Me ha resultado muy interesante e instructivo, felicidades por el articulo y por el blog.

    Hay que invertir mas en la difusion de internet y sus posibilidades para pymes y micropymes, sobretodo en lo referente a banda ancha de calidad a precios asequibles. Las herramientas sociales son un gran recurso pero sin una buena conexion lo unico que consiguen es hacerte perder una burrada de tiempo. No si habeis intentado conectaros a FB con, la velocidad del modem “capada” a 128kb, le dan a uno ganas de tirar el portatil a la via.

    Un saludo.

  8. Yoriento dice:

    Francisco,

    precisamente el gran networking del bar y la cervecita habría que trasladarlo a la Web social, no es tan difícil¡ De hecho los Eventoblogs, Beersandblogs, etc. son claros ejemplos de que lo presencial y lo doscero son complementarios 🙂

    Nos vemos en Facebook, también 🙂

  9. Yoriento dice:

    Gabriel, es imposible no comunicarse, pero si lo fuera, menudo coste de oportunidad¡ 🙂

  10. cualquiera dice:

    Lástima nunca conseguiré ser nadie. Sólo leer tu post ya me parece cansado, imáginate ponerlo en práctica. Estoy convencido que tiene que haber una predisposición natural (genética) para querer relacionarse tanto. Lo mío son los libros, estudiar, analizar. Por supuesto compartir conocimiento pero no las 24 horas.

    Lo sé, soy consciente que esto es un problema para mi, y en el futuro muhco más porque se impone la red de contactos. Pero es de las cosas que sabiendo que debería focalizarme más en el networking no práctico.

  11. Juan M dice:

    Interesante aunque sea de los que opinan que el contacto personal via entrevista, o sea via interés mostrado por alguien en respuesta directa a su necesidad, es lo que todavia funciona al menos en la gran mayoria de casos de contrataciones. Quizás padezco el complejo de “No seas pesado” y esté equivocado.

    De todos modos, me da ánimos para intentar nuevas vias en mi búsqueda de salida profesional. Gracias por ello.

  12. Te felicito por el artículo. Coincido con el 100% del contenido y efectivamente es un trabajo mantenerse activo en la red para posicionarse en el mercado, pero es muy útil y a la vez instructivo.
    Y en un momento de saturación del mercado laboral como éste, los que buscamos una nueva posición nos podemos diferenciar y cómo menciona el artículo “vendernos” en el sector que nos interesa.
    Añado un comentario respecto a los contactos: no hay nada personal en que alguien no te acepte cuando pides entrar en su red, hay que tejer la propia red de manera concentrica para ir llegando al contacto que nos puede interesar.

    Saludos

  13. […] networking y cómo se puede mejorar en los eventos varios. Otro gran post, que junto al artículo El networking es inevitable forman 2 recursos muy útiles de cara a EBE […]

  14. […] En junio fue autor invitado, firmando el artículo: El networking es inevitable. Guía de optimización para el empleo y los emprendedores. […]

  15. […] El networking es inevitable. Guía de optimización para el empleo y los emprendedores – Alfonso Alcántara  en Evento Blog España […]

  16. Pablo Muñoz dice:

    A pesar de que esta guía es “larga” para lo que suele ser un artículo de Internet, está muy bien escrita y para nada da la sensación de ser la típica receta que se puede leer en varios sitios. Desde hace poco estoy entusiasmado con el networking (hace poco leí un libro llamado “Revolución LinkedIn” que me abrió los ojos) y espero poner en práctica por lo menos el 10% de lo que comentas (¡hay que ir poco a poco!) en un congreso al que asistiré la próxima semana.

    ¡Enhorabuena por esta fantástica guía!

  17. […] un vistazo a la Guía de networking para el empleo y los emprendedores, que publiqué originalmente en el blog de Eventoblog 😉 ¿Quieres MENEAR o compartir este […]

  18. […] Escrito por blpgirl en Noviembre 17, 2009 en Desarrollo personal, Emprendimiento “El ya conocido networking es un concepto que incluye cualquier práctica, aplicación o evento que pretendan facilitar el establecimiento de relaciones, contactos y colaboraciones entre personas.” – Alfonso Alcántara (Vía El networking es inevitable. Guí­a de optimización para el empleo y los emprendedores) […]

  19. Yoriento dice:

    Hola Pablo, pasaba por aquí y he visto tu comentario, eso sí, con unos meses de retraso¡ 🙂

    También me pareció bueno Revolución Linkedin…