No hay crowdfunding sin reciprocidad

El crowdfunding ha abierto en los últimos años posibilidades de financiación para ideas, proyectos y productos antes inimaginables. En #EBE12, gracias a la colaboración de Ayuda en Acción (@ayudaenaccion), tuvimos una sesión dedicada a reflexionar sobre este tema con Olivier Schulbaum de Goteo.org.

Internet está creando realidades y amplificando prácticas que antes se quedaban en comunidades muy locales o muy íntimas. La red multiplica y socializa la forma de consumir, de viajar, de informar, de hacer política, de gestionar. Y eso, inevitablemente – y afortunadamente también – genera nuevas posibilidades para la economía.

Las plataformas de crowdfunding (financiación colectiva) se encuentran en plena expansión por la red. A grandes rasgos el canon de diseño funcional y conceptual de todas ellas es por lo general el mismo: (a) pequeñas cantidades económicas prefijadas y escaladas que aportan muchos ciudadanos a cambio de recompensas individuales preestablecidas, (b) un objetivo de financiación que si no se alcanza en el plazo previsto no activa finalmente ninguna de las transacciones, y (c) la confianza como motor del acuerdo, según el cual el impulsor del proyecto llevará a cabo la obra prometida, y hará llegar también las recompensas establecidas a cada una de las personas que le han ayudado a financiarlo.

Ana Asuero

General Business
Ubicación: Sala Verde Fecha: 2 noviembre, 2012 Hora: 8:00 pm - 8:30 pm Olivier Schulbaum